martes, 5 de noviembre de 2013

El camino hacia la vida sana empieza por el hogar

¿Qué se entiende por hogar hoy en día? Hay muchas definiciones de lo que es, y cada uno de nosotros puede tener una idea distinta, pero acaso ¿el hogar es un sitio donde se duerme mal?, o ¿un sitio donde el aire está contaminado?, o ¿un sitio con ruido?, o en definitiva ¿un sitio que no tiene en consideración la salud de las personas? NO, esto no es un hogar.

El hogar sano



Aunque parezca mentida, en el interior del “hogar” puede haber entre 2 y 5 veces más de sustancias COV (Compuestos Orgánicos Volátiles) que en el exterior, según la agencia EPA Estadounidense. Esto no sería alarmante si usáramos los edificios de paso, pero si lo es teniendo en consideración que el estilo de vida actual nos obliga a pasar cerca de un 90% de nuestro tiempo en el interior de los edificios.

Este ha sido un pequeño ejemplo de cómo nos pueden afectar los cambios en las técnicas constructivas, qué, a pesar de aportarnos un valor añadido en algún aspecto, no lo aportan en el más importante de ellos, nuestra salud. En los últimos años (100 o así) hemos pasado de una construcción tradicional con elementos naturales (sin transformar) encontrados en el entorno inmediato (como la madera, la piedra, la tierra, etc.) a utilizar materiales artificiales, sintéticos, plásticos, con additivos, etc. Hemos pasado de espacios con ventilación natural (no había otro remedio) a espacios con calefacción y refrigeración con sistemas de recirculado con una deficiente renovación y calidad del aire (no en todos los casos).


En estos años, quizás por la naturaleza del ser humano o de nuestro sistema económico (…quién sabe…), hemos aprendido a utilizar gran variedad de materiales y, por suerte, también hemos aprendido (mediante la investigación y el conocimiento) a descubrir los factores que pueden provocarnos daño en el cuerpo, lo que nos ha hecho ver que tenemos que DESAPRENDER un poco (también en la construcción) para volver atrás, a las técnicas de construcción de antaño, más naturales y respetuosas no sólo con el medioambiente sino con el confort y bienestar de las personas. Como dice el libro “Casa saludable” de  Elisabet Silvestre y Mariano Bueno: “La tecnificación está prácticamente presente en todas las construcciones nuevas; el ambiente en el que trabajamos y vivimos ha cambiado notablemente, aunque nuestra biología no”.


Quizás el nuevo progreso sea volver a vivir como lo hacíamos antes (en todos los sentidos… bueno… en los que nos interesen) o utilizar métodos de construcción adaptados a nuestra biología. (Enlace a Bioconstrucción)


El Edificio Enfermo

Ahora por un momento me he acordado de un cartel colgado en mi colegio que decía algo así como: “Arquitecto técnico, el técnico de cabecera”. En él se nos comparaba a los aparejadores con médicos de cabecera pero que en vez de diagnosticar patologías en personas lo hacen en edificios.

El Edificio Enfermo no se refiere a un edificio con muchas patologías, en mal estado o viejo (aunque lo pueda parecer), de hecho el Síndrome del Edificio Enfermo se puede diagnosticar en edificios de nueva construcción arquitectónicamente bien resueltos. Se considera que el 30% de los edificios modernos altamente tecnificados se pueden etiquetar como edificios enfermos.  

El Síndrome del edificio enfermo es un conjunto de molestias y enfermedades que afecta a la salud y el bienestar de los ocupantes de un edificio que puede estar contaminado por una mala ventilación, descompensación de temperaturas, cargas iónicas o electromagnéticas, etc. Se suele manifestar a través de afecciones que pueden “parecer comunes” cómo estrés, cefaleas, nerviosismo, fatiga crónica, cambios de humor,  etcétera.

En un  artículo reciente en Europapress se dijo que el aire que se respira en casa puede ser más contaminante que el que se respira fuera. En concreto el articulo constataba que el aire interior puede estar hasta 10 veces más contaminado  que el de la calle debido al uso de productos de limpieza, pinturas, materiales sintéticos, ambientadores, etc.



¿Cómo detectar una casa enferma?

La forma más primitiva de descubrir (o sospechar) que un edificio está enfermo es detectando el malestar de las personas. Síntomas como estrés, jaquecas, nauseas, irritaciones, alergias, el detectar que no descansamos bien por las noches, tensión o ansiedad al permanecer mucho tiempo en casa, etc. son síntomas del síndrome de la casa enferma.

Mediante un estudio geobiológico y de biohabitabilidad que nos esclarezca la relación entre el medioambiente y la salud de los seres vivos podremos  conocer así si nuestro edificio contiene elementos perjudiciales para el cuerpo humano. En el estudio se van a realizar mediciones sobre el lugar con métodos de radiestesia y aparatos electrónicos de las principales alteraciones: campos electromagnéticos, carga eléctrica que la instalación de la vivienda transmite al cuerpo humano, Radioactividad, cantidad de iones ambientales, ruido, redes cosmotelúricas, campos magnéticos continuos, calidad de la luz natural y artificial, calidad del aire, determinación del nivel biótico de cada estancia, etc.



Construir un hogar sano con criterios de Biohabitabilidad

Cuando hablamos de biohabitabilidad, no debemos hablar solamente de materiales de bajo impacto ambiental, sostenibles, etc. sino que lo más importante es la salud de las personas que tienen que habitar dentro de la vivienda. Para ello, hay 5 aspectos que se deben cuidar a la hora de proyectar tu vivienda biohabitable:


Análisis del entorno y la elección del buen sitio: es crucial elegir una buena situación de la vivienda, con bajos índices de radioactividad del terreno y alejada de corrientes eléctricas y electromagnéticas.

Utilizar materiales naturales (compatibles con la vida): a pesar que la industrialización nos está llevando a tener unos materiales con unas características físicas muy buenas, en muchos de los casos están hechas con materiales sintéticos que no son compatibles con la vida. Pueden provocar irritaciones, dolores respiratorios, etc. Por esto es esencial la buena elección de materiales, que sean naturales, que no emitan sustancias tóxicas y si puede ser de kilometro 0.

Eficiencia energética y de agua: es esencial el uso de energías renovables y sistemas que favorezcan la eficiencia energética y de agua ya que el cuidado al medioambiente va a repercutir de manera indirecta al bienestar de las personas.

Ambiente interior: se refiere a todos los mecanismos que dispone la vivienda para proporcionar la correcta habitabilidad y confort de las personas en el interior de la casa: sistemas de regulación de la humedad interior, regulación de la temperatura, reducción de la presencia de hongos, condiciones naturales de luz, etc.

Hábitos de vida saludable: la vivienda debe estar adaptada a los hábitos de vida de las personas y favorecer a sus intereses de bienestar.



Reparar una casa enferma existente

Cada caso es diferente, por eso se debe hacer un estudio geobiológico y de biohabitabilidad de forma personalizada con los criterios que hemos comentado anteriormente, y una vez detectados los factores causantes del Síndrome del Edificio Enfermo que afecta a las personas se pasaría a mejorar el entorno para mejorar el confort y el bienestar de los inquilinos.

Eso se puede hacer, dependiendo de cada caso, de las siguientes maneras: sustituir materiales perjudiciales existentes por materiales más naturales, abrir nuevos huecos en la fachada para que la casa respire mejor y/o conseguir un ámbito mayor de confort, cambiar habitaciones de sitio o de orientación, utilizar plantasde  interior para limpiar el aire y mantener la humedad ambiental, cambiar materiales de las instalaciones, aislar mejor las paredes contra la contaminación acústica, pasar las instalaciones y las tomas de corriente lejos de la zona de dormitorio, decorar el ambiente interior de una forma relajante, etcétera etcétera.


Si tienes malestar y sospechas que tu edificio puede estar enfermo, ¡no lo dudes y acude al mejor médico del edificio! 

¡Consulta con tu Arquitecto Técnico o Aparejador!! 

Él/Ella te dará el mejor diagnóstico para tu caso.




El Aparejador Optimista

2 comentarios:

  1. Muy buenos días,
    Representamos el portal de empleo en la red www.jobtonic.cl y estaríamos interesados en un artículo en su sitio web que trate sobre la búsqueda de empleo en Chile. Nuestro portal contiene una gran cantidad de ofertas de trabajo, siempre actualizadas, que nos proporcionan nuestros socios – los mayores sitios web de empleo de la red.
    Estaremos encantados de ofrecerle a sus lectores un artículo práctico e interesante para su búsqueda de empleo (como la búsqueda de trabajo en la red o como hacer su currículo).
    Querríamos saber cuáles serían las condiciones de la publicación de este tipo de artículo en su web.
    Esperando su respuesta y condiciones, le saluda,
    Elena, Administración de jobtonic.cl
    lysach@trafficterminal.com
    helenrookard@gmail.com
    skype: helenrookard

    ResponderEliminar
  2. Soy Carla editora deg jji Ingenieria y construcción, tratamos temas de cálculo de estructuras y Proyectos de Ingeniería, somo un grupo de Ingenieros de Sant Cugat, Me interesaría que pudieramos realizar un intercambio de enlaces para promocionar nuestras webs y conseguir más tráfico. Mi correo es carlatorresgomez83@gmail.com.

    ResponderEliminar