martes, 30 de julio de 2013

Hacia una construcción Low cost (I): el Lean Construction

La construcción tradicional, a diferencia de la mayoría de productos industrializados, es un proceso único, que se hace sobre un proyecto único, que no puede ser realizado igual en los diferentes contextos y dónde, a pesar de la mecanización de algunos procesos, se sigue necesitando una gran cantidad de recursos humanos para terminar el producto.

La manera tradicional de conseguir reducir los costes en la industria ha sido mediante la producción en cadena y las economías de escala, pero ¿Cómo se puede conseguir esto cuando cada producto es único y diferente respecto a los otros?


En este serial vamos a analizar algunas de las prácticas, procedimientos y corrientes que existen actualmente para conseguir una construcción Low cost, empezando en este primer post por el Lean construction.


Construcción sin pérdidas




Reducir el coste de la obra mediante la planificación…

Una de las tareas más complejas y que más quebraderos de cabeza trae a los jefes de obra, por la gran cantidad de recursos y factores que se juntan en una obra, es la planificación.

Una buena planificación, con todas las actividades bien solapadas, con los tiempos de ejecución de cada actividad correctos, con las cantidades precisas, con una buena estimación de los costes, etc. puede llegar a reducir mucho los costes finales respecto a una obra mal planificada. 

La buena planificación evita los 7 desperdicios: sobreproducción, esperas, transporte, sobreprocesamiento, inventario, movimientos y defectos (trabajos rehechos), con el ahorro de costes que esto supone.



¿Qué es el Lean construction?

El Lean construction, que traducido al español significa “construcción magra”, es una filosofía de planificación de las obras que soluciona los problemas típicos de la construcción tradicional (baja productividad, desviación de plazos, desviación de presupuesto, …) mediante la eliminación de las actividades que no generan valor positivo para la obra. La construcción Lean es el camino hacia la construcción sin perdidas.

El Lean Construction es una filosofía tomada de otros sectores, así pues, surge del método utilizado en la fabricación de vehículos de Toyota en el Japón de los años 80. Por aquel entonces la productividad de ciertas fabricas japonesas era el 50% superior a las norteamericanas y por supuesto, no pasó por alto a los americanos, quienes después de estudiar esta metodología la bautizaron como “Lean manufacturing” y “enfoque Just in time”.

Lauri Koskela fue el primero en adaptar el Lean manufacturing a la construcción en 1992. Nacía el Lean construction con 3 objetivos principales:

-         -  Reducir costes
-          - Reducir tiempos
-          - Incrementar la calidad o valor para el cliente

Koskela en su libro Foundations of Lean Construction lo define como una “forma de diseño de sistemas de producción para minimizar el desperdicio de materiales, tiempo y esfuerzo con el fin de generar la máxima cantidad posible de valor"


Una metodología de trabajo en equipo…

La filosofía Lean implica dejar de lado el procedimiento tradicional en que cada tarea es un proceso, y empezar a tratar toda la obra como un flujo, donde la empresa constructora trabaja en equipo con sus subcontratados, con los promotores, con la dirección facultativa y con los proyectistas y donde se da prioridad a aquellos sectores de la obra que más trabajo van a dar. Pensando en global y no a una semana vista, contratando a las subcontratas por el nivel de implicación con el proceso y no por el precio.

Conseguir que el trabajo fluya de la mejor manera requiere la alineación de toda la cadena de suministro desde el diseño hasta la puesta en obra final.


Introducción a la aplicación del Lean Construction

Aplicar el Lean no es tarea fácil, requiere una formación y la utilización de una información que a veces cuesta encontrar y/o elaborar. 

Des de que surgiera la idea en la construcción, el Lean no ha parado de sacar sistemas y herramientas útiles para conseguir el objetivo de la construcción sin perdidas, extraídas, a veces  del estudio y la lógica, y a veces de la propia práctica y mejora continua. 

Así pues, si queremos entrar a profundizar en esta filosofía de construcción, deberemos saber que existen sistemas creados especificamente para la construcción, cómo son el Last Planner System, El Lean project delivery; y otros sistemas que han sido adaptados de la industria y del Lean manufacturing, cómo es el sistema de las 5 S o el sistema Just in time.


La aplicación de uno u otro, o la mezcla de sistemas van a depender de la práctica de las empresas constructoras, de la formación que tengan los técnicos competentes de la obra o de las necesidades específicas de cada obra o situación.


Introducción al Tren de trabajo y los Lotes de transferencia

Este método trata de hacer que todas las partidas se vuelvan críticas, con el objetivo de hacer que los flujos de la obra nunca se paren.

El primer paso es la sectorización e iteración, que consiste en dividir la obra en sectores proporcionales en metrado, y a su vez dividir las actividades de cada sector en partes proporcionales a realizar en un día.

Una vez lo tenemos sectorizado, se trata de hacer que todas las partidas se vuelvan críticas, para poder terminarlas al mismo tiempo. Se hace una mayor sectorización que en una planificación tradicional lo que implica que se empleen más recursos humanos, pero las cuadrillas hacen siempre las mismas tareas siempre, lo que mejora el aprendizaje.

En la sectorización se deben priorizar desde el principio los sectores donde se prevea mayor trabajo durante la obra, así por ejemplo, se priorizaran los sectores donde vaya a haber más sanitarios.


El resultado de esta planificación es una mejor logística, menor gente por sector y un abastecimiento ordenado por partidas.


Introducción a las 5 S y la gestión visual

Las 5 S, dicho así por las iniciales en Japonés, es un programa que mediante la introducción de elementos muy visuales aplicados al puesto de trabajo como son los tableros, los elementos de señalización, los post-its, etc. ayuda a aplicar la filosofía Lean en el puesto de trabajo.

Las 5 S son:

  • Seleccionar: significa remover los artículos que no son necesarios en la zona de trabajo.
  • Organizar: tener un lugar específico para cada cosa.
  • Limpiar
  • Estandarizar: ejecutar las actividades constantemente.
  • Seguimiento: hacer de las 5 S un hábito. 



Introducción al Last planner

Este sistema de planificación elaborado por el Lean Construction Institute, se diferencia del sistema de redes y camino crítico en que en vez de gestionar contratos gestiona interdependencias, en vez de manejar el camino crítico maneja la variabilidad y en vez de manejar las fechas maneja los flujos de trabajo. A pesar de estas diferencias, el sistema Last planner no excluye al sistema de redes y camino crítico, sino que lo complementa y enriquece.


Se podría decir que se pueden seguir los siguientes pasos para implementar el sistema Last planner en obras:

  1. Planificación maestra: sin sectorización de las tareas y analizando las actividades de una forma muy general.
  2. Planificación Lookahead: esta planificación analiza las actividades a 3-5 semanas vista para tener un margen en caso de incertidumbre. En esta fase se analiza cada tarea y sus restricciones.
  3. Programación semanal: son todas las actividades de la primera semana del Lookahead que estén libres de restricciones, y que al no tener restricciones producción se compromete a realizarlas en el plazo indicado. Se determinan las tareas ejecutables esa semana y se establecen los compromisos de ejecución en el programa semanal.
  4. Programación diaria: Se realiza una programación de las tareas diarias con el trabajo que realizará cada obrero. Se elabora de forma gráfica y escrita. Es habitual encontrar post-its con el trabajo a realizar de cada obrero en esta fase.
  5. Medicion del Porcentaje de las Promesas Completadas a tiempo (PPC): es el porcentaje de tareas planificadas en la programación diaria que se han completado al final del día. Cuanto más alto, más productividad tiene el proyecto.

Planificación Lookahead



Para una buena práctica de este sistema es conveniente que en la planificación semanal participe el ejecutor del trabajo ya que es quién conoce mejor los entresijos de su trabajo, el tiempo que puede tardar y las restricciones.


Este sistema está diseñado especialmente para mejorar el control de la incertidumbre en los proyectos y aumentar la confiabilidad en los planes.



¿Por qué el Lean construction como sistema de planificación Low cost?

Como hemos ido comentando, una buena aplicación de este método, minimiza la existencia de las actividades no productivas o que no generan valor en la obra. Esto genera sobre todo mejoras en el plazo de entrega de las obras pero también supone un ahorro significativo de costes, ya que se evitan desperdicios y se ahorran costes indirectos como por ejemplo el alquiler de material (gruas, casetas, etc.) o costes financieros asociados.
Con este sistema no solo se garantiza que todas las obras sean entregadas antes de tiempo, sino que se llega  a una reducción de los plazos de obra en un50-60% como afirma el CEO de Construcía. 

Según el Lean Six Sigma Institute, el porcentaje de desperdicios del costo total de la obra supone un 30%, entre materiales sobrantes, dosificaciones no optimizadas, espesores adicionales, mal diseño, etc. por lo tanto, con una aplicación perfecta del sistema Lean Construction podríamos llegar a ahorrar hasta un 30% del coste total de la obra

Lean construction desperdicios del coste



Aparejador Optimista

1 comentario:

  1. Muy buen artículo, Lean Construction tiene definiciones muy buenas que incluso se pueden aplicar en la vida diaria,
    Para conocer más de este concepto recomiendo este curso:
    Curso Lean Construction
    Saludos Cordiales

    ResponderEliminar