domingo, 9 de junio de 2013

Técnicos de la construcción: La generación posburbuja inmobiliaria

El otro día andando por la calle me encontré por casualidad a un viejo amigo al que no veía desde hacía mucho tiempo. Hablando, lo típico, me preguntó que qué era lo que había estudiado y si estaba trabajando y tal. Yo le respondí que había estudiado Arquitectura técnica y que ahora no estaba trabajando debido a la crisis y lo mal que están las cosas en el sector. Él me respondió: - Si claro, pero antes bien que os aprovechasteis de la coyuntura  los Arquitectos técnicos… Me sentó como una patada, ¡yo ni tan siquiera había terminado de estudiar durante la burbuja, y cuando terminé, ya había estallado!

Esto me hizo reflexionar, y me di cuenta que yo formaba parte de lo que se podría denominar “la generación posburbuja”. Es verdad que nos llaman la generación perdida: la generación mejor formada de la historia, bla, bla, bla… pero en el caso de la construcción, el hecho de que falten oportunidades para los jóvenes es debido a la burbuja inmobiliaria. Debido a la falta de técnicos de entonces, las Universidades empezaron a “fabricar” más arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros, etc. que ilusionados con que se estaban metiendo en una carrera de las nombradas “con salida”, podrían trabajar y ganar mucho dinero en un sector en auge “que nunca baja”. ¡Meeeec!! ¡Error!! Cuando terminaron, estos jóvenes estaban inmersos en una crisis de dimensiones colosales y sobraban técnicos.


Generación postburbuja inmobiliaria



Estos jóvenes hemos estado doblemente engañados, primero por el sistema, el cual nos hizo creer que si estudiábamos tendríamos un trabajo asegurado (y ya no digo bien remunerado…). Y después por los políticos y Universidades, que con la obsesión de liberalizarlo todo, empezaron a ofertar plazas en las carreras técnicas sólo porqué había demanda. ¿Es que no se dieron cuenta de que había una burbuja? ¡Coño! ¡Que son universidades! En fin… , ahora me viene a la cabeza un profesor de Economía aplicada que tuve,  que a principios de 2007, cuando empezaba a aflojar la construcción nos dijo que era circunstancial, que volvería a subir de manera acusada … O_o

Dejo ya de quejarme y me pongo a pensar en las soluciones…  ¿A qué cambios nos tendremos que enfrentar nuestra generación?

Los jóvenes nos tendremos que enfrentar a situaciones que nuestros padres no se han encontrado, cómo  emigrar a otros países o emprender “masivamente”, como ya dije en otro post, los jóvenes recién titulados tenemos 5 opciones de nuestro futuro, pero hoy voy a ir más allá.  

Hoy siento que debemos abandonar el pensamiento lineal al que nos han educado, no podemos permitirnos de nuevo los disparates que ha habido durante la burbuja nunca más. Algunos han gastado un dinero que ni siquiera teníamos, hipotecando las generaciones posteriores. Durante la bonanza el dinero cambió de manos como si de líquido se tratara, mucha gente se lucró mucho y mucha gente perdió y sigue perdiendo mucho. El resultado de todo ello: una bipolarización mayor entre ricos y pobres. Analizando esta circunstancia de una forma fría, podríamos decir que se trata de segmentos de mercado, o incluso de nichos que pueden traer oportunidades para algunos técnicos. Se me haría extraño hablar de economía o marketing ahora al ver el tono con el que he comenzado este párrafo...

En mi opinión, la solución a esta crisis en la construcción, para la mayoría, pasa por la adopción de una forma de construir y una arquitectura más austera, sostenible, que fomente la eficiencia energética y ayude a las personas a ser más autosuficientes. ¿Cómo? Por ejemplo, utilizando materiales y métodos de  construcción “low cost”, integrando huertos urbanos, utilizando el conocimiento y la tecnología, etc., en definitiva invertir para ahorrar.

La generación post burbuja debe reeducarse, debe aprender el cómo hacer las cosas de los errores del pasado. Y no me refiero a reeducarse haciendo 4 masters, sino aprendiendo valores.

¿Que he aprendido yo? Sin duda, que una burbuja no es la mejor forma de crecer, que hay más vencidos que vencedores y que ¿Por qué la economía tiene que crecer siempre? ¿Por qué no hacerlo de una forma moderada? ¿Qué prisa hay? Al fin y al cabo lo que cuentan son las personas y ¡todos debemos contar por igual!




Aparejador Optimista


4 comentarios:

  1. Como siempre, muy sensato. Me alegro de leerte, dicen que somos una generación perdida. Como en muchas otras cosas, están equivocados. Gente como tú son prueba de ello.

    Somos una generación en " stand by " ... la generación perdida, la generación que realmente vive perdida, son ellos.

    Ánimo y a seguir siendo optimista, la espera es dura, pero al final de la tormenta siempre llega la calma.

    Saludos compañero !!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario Santiago,

    Estoy totalmente de acuerdo en que somos una generación en "Stand by" jeje

    Nos va a costar, pero ¡si tenemos que volar solos lo haremos!

    Te devuelvo el ánimo compañero!!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo, hay que aprender de los errores y tenemos que pensar que en nuestra situación como generación "Post-burbuja" no podemos permitirnos el lujo de no actuar

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes, acabo de descubrir esta página, y la verdad es que me parece muy sensato y ajustado a la realidad lo que comentas ya que me encuentro en tu misma situación, aparejador e "Ingeniero de Edificación" (o como nos quieran llamar), "recién salidito del horno" y con unas expectativas grises. Felicidades y enhorabuena por el blog, te seguiré leyendo, opinando y pidiendo opinión. Un saludo.

    ResponderEliminar