viernes, 29 de marzo de 2013

Ya soy Ingeniero de la Edificación, ¿Y ahora que hago? Las 5 opciones de tu futuro.


Si has terminado hace poco o estas a punto de terminar el grado de Ingeniería de la Edificación, aparte de sentir un poco de nostalgia por los años pasados en la universidad, debes estar preocupado/a por tu futuro y pensando en las opciones que tienes para entrar en el mundo laboral.
Lo primero que no debes hacer una vez has terminado es preocuparte por no tener un título homologado y pensar que has estado perdiendo el tiempo, pues estos 4 años de estudio no te los quita nadie y si no se llama ingeniero de la edificación se llamará de otra forma; tus competencias van a ser como mínimo las que tiene el Arquitecto Técnico.
Ingeniero de la edificación
Una vez hecho esto tienes 5 opciones para incorporarte en el mercado laboral aprovechando tu título universitario:

1. Encontrar trabajo en España.
Es la opción más apetecible pero también la más difícil actualmente en nuestro sector ya que cada vez van habiendo más técnicos en el paro que compiten contigo para unos puestos de trabajo que salen con cuentagotas y no puedes competir con ellos en experiencia porque te acabas de titular.
El nuevo plan de empleo joven recientemente presentado por el gobierno en el que las empresas se pueden beneficiar de entre un 75 y un 100% de reducción de cuotas en la seguridad social por contratar a un joven sin experiencia previa abre, a priori, una ventana a los jóvenes.
Lo que yo recomiendo si aún estas estudiando en la universidad es que pruebes de hacer las prácticas laborales en una empresa en la que puedas tener posibilidades reales de que te contraten. No te quedes en un trabajo sólo por la comodidad, pues ahora necesitas ganar una buena experiencia, aunque sea sin cobrar.
2. Continuar formándote.
Si bien es cierto que hoy en día el hecho de tener sólo el grado no te garantiza tener trabajo, el hecho de tener un máster o un curso de postgrado tampoco, pero al menos te diferencia de la competencia en la lucha por un empleo y te permite ganar conocimiento y experiencia. Es difícil saber qué máster elegir, pero a veces puede ser aún más difícil pagarlos, pues suelen tener un precio elevado.
La rehabilitación i la eficiencia energética va a ser por donde se puede decantar la construcción en los próximos años y escoger un máster en estos campos te puede especializar, pero como he dicho antes no te garantiza un empleo en España.
Estudiar idiomas es fundamental, así que recomiendo no dejar de estudiarlos nunca, aun teniendo un nivel medio-alto de alguno, pues los idiomas si no se practican se olvidan, y en un mundo tan globalizado como el de hoy en día tener al menos un buen nivel de inglés es básico.
Recomiendo también, si se puede, estudiar el máster fuera de España, en algún país de la Unión Europea. Por ejemplo, países como Dinamarca o Suecia ofrecen másteres en inglés sin ningún coste de matriculación y además te va a permitir establecerte en otro país y así aumentaran tus posibilidades de encontrar empleo.
3. Encontrar trabajo en el extranjero.
En los últimos años los españoles hemos tenido que aprender a emigrar otra vez y parece que los países más atractivos para los técnicos de la construcción están siendo los de Sudamérica y Centroamérica. Esto se debe al hecho del auge de la construcción en países como Chile, Brasil, Perú o Panamá y al no impedimento de otra barrera como podría ser la del idioma.
Uno de los problemas de ir a trabajar allá es la homologación y adaptación del título, pero administraciones españolas están trabajando en esa dirección y por ejemplo en Chile  puedes conseguir convalidar  tu título de Ingeniero de la edificación por el de Ingeniero constructor de allí.
4. Desmarcarse de la construcción.
Son muchos los que ven que nunca podrán encontrar trabajo en la construcción si se quedan en España y por eso optan por “flanquear” este sector. Esto se puede conseguir mediante la realización de cursos de especialización o masters que permiten trabajar en otro sector que no es el de la construcción, pero aprovechando tu título.
Si crees que esta es la mejor opción, puedes:
  • Estudiar un Máster en PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES
  • Estudiar un Máster de PROFESSOR DE TECNOLOGIA
  • Estudiar un MBA (Máster in Business Administration)
  • Colegiarte como ADMINISTRADOR DE FINCAS
  • Hacer de TÉCNICO COMERCIAL
  • Hacer de AGENTE IMOBILIARIO
  • Estudiar el Máster en PERIODISMO (y redactar noticias sobre construcción)
  • Etc.
5. Emprender.
A pesar de la dificultad administrativa que aún tiene España respecto otros países para los emprendedores, esta es sin duda una oportunidad que un graduado en Ingeniería de la Edificación debe barajar.
La supuesta ley de emprendedores que debe llegar este año y el plan de emprendimiento joven con la tarifa plana de 50€ en la cuota de autónomos los 6 primeros  meses suponen ventanas abiertas. Eso sí, si decides coger este camino asegúrate bien de hacer un plan de empresa y especializarte en un nicho de mercado, pues de otro modo te vas a encontrar con una competencia feroz.
Si sabes más opciones que podemos tener los Ingenieros de la edificación después de graduarnos para entrar en el mercado laboral, no te cortes y envíanos tu comentario.



Aparejador Optimista

3 comentarios:

  1. Qué tal "AparejadorOptimista".

    Antes de nada felicitaciones por el blog, en concreto un artículo muy bien planteado, creo que sintetizas en buena medida los caminos que se abren ante un recién Graduado en IE hoy por hoy.

    Yo también soy Graduado en IE desde hace unos meses, y cada día me asaltan a la cabeza las mismas dudas a cerca de mi futuro profesional, y de lo negro que se va tiñendo el panorama día tras día...

    Acerca de las opciones, sólo matizar que creo que se te "olvida" una opción: Combinar varias de las que propones nada más y nada menos.

    En mi caso particular, continúo formándome como Técnico Superior de PRL (opción 2 y 4), me mantengo colaborando en algunos "trabajillos" dentro del sector de la construcción en España, fundamentalmente para ganar experiencia e ir entablando relaciones profesionales como bien dices (opción 1); y por último tengo entre manos junto con unos compañeros del Grado en IE un proyecto empresarial innovador, que no tiene que ver precisamente con nuestra formación, por lo menos de forma directa (opción 5)...

    Por tanto, y en resumen, creo que lo que planteas básicamente son las vías que tenemos, pero a lo mejor disparar a varias de ellas al mismo tiempo puede ser otra opción que no cabe descartar, siempre y cuando sepas aplicar la intensidad adecuada a cada una de ellas.

    Saludos y suerte, la necesitaremos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy bien visto Borja! Sin duda el combinar varias de estas opciones es una opción en sí.

    Por lo que dices, tu cumples 4 de estas opciones en uno. Eres sin duda un ejemplo de aparejador optimista. ¡Sigue así!

    Un saludo y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  3. Hola a todos; creo que he visto este blog un poco tarde. Aún así quiero compartir con vosotros mi propuesta. Además de arquitecto técnico, soy consultor internacional, tengo un Máster en dirección de operaciones internacionales y asesoro a empresas como experto en Licitaciones Internacionales. Hemos puesto en marcha en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla el Máster en Dirección de Licitaciones Internacionales, del que soy director científico y en el que colaboran empresas como Ayesa, Azvi, Inerco e Isotrol. Pues bien, llevo más de un año intentando introducir a los arquitectos técnicos en esta disciplina que queremos convertir en una nueva rama de la formación. La razón es obvia, ¿que pensáis que están haciendo las empresas españolas que se lanzan al mercado exterior?. Lo primero que necesitan es un buen equipo en el departamento de estudios y licitaciones. Estas licitaciones son ahora internacionales, de modo que los procesos se complican un poco y es necesaria formación para conocerlos. Pero lo que me parece más importante es que una licitación internacional requiere de una propuesta técnica, (con soluciones constructivas, análisis de rendimientos, planificaciones, estudios de materiales, etc.) y de una propuesta económica (análisis de costes). Aunque además de edificación se están estudiando muchas obras civiles y relacionadas con energías renovables, nuestra participación en este mercado es fundamental y además necesaria. Finalmente, las oportunidades laborales empiezan en España, que es donde muchas de nuestras empresas mantienen los departamentos de estudios para proyectos internacionales, y continúan fuera de España, ya que si se opta por buscar trabajo fuera, debemos hacernos esta pregunta ¿qué puedo ofrecerle a una empresa extranjera para que se decida por mi y no por un técnico local?. Bueno espero haber aportado algo con mis comentarios y os deseo a todos mucha suerte. Os dejo mi web: www.citi-iniciativas.com

    ResponderEliminar